martes, 22 de julio de 2014

La Colonia de Hotelitos: “LA REGALADA”

Las “Casas Baratas” fueron viviendas en propiedad o en alquiler, edificadas, acogiéndose a una ley específica, durante el último tercio del siglo XIX, y a principios del siglo XX. Para ello había ayudas oficiales o préstamos, de bajo interés, y dirigidas a la clase obrera, media o baja de la época. 


Normalmente, eran de una o dos plantas y se situaban en los alrededores de las ciudades, en zonas sin urbanizar y en terrenos de bajo coste, para facilitar a sus usuarios (propietarios o arrendatarios) una vida más confortable y sostenible. Estas viviendas de baja densidad constructiva se gestionaban en régimen de cooperativa o vinculadas a instituciones públicas.

Su historia empieza, a mediados del siglo XIX, con la “ley de Arrendamientos en España”. Existen casos similares en: gran Bretaña, Francia, Bélgica, Holanda, Austria, Italia, etc. Aunque no tenían, en esta época, una legislación específica, pero sí había una normativa y reglamentos que facilitaban la construcción de las viviendas. Estas  edificaciones se extienden por todo el territorio nacional; a partir de 1911, es cuando se promulga la primera “Ley de Casas Baratas”.

En la Gaceta de Madrid (nº 164, 3 de junio 1911), firmado por el rey Alfonso XIII se recoge la normativa sobre las “Casas Baratas”. En la revista La Construcción: Moderna (nº24, 30 de diciembre de 1914) hay un artículo sobre la “Ley de Casas Baratas” y un caso, en concreto: el promotor Don Manuel Pradillo adquiere un terreno en las “Ventas del Espíritu Santo”, cerca del Arroyo Abroñigal para construir una barriada de Casas Baratas; el arquitecto fue Don Luis Sainz de los Terreros. En dicho artículo se relatan los grandes problemas con los que se encuentran, tanto el promotor como el arquitecto, para sacar el proyecto adelante. Se deniegan los permisos por el presidente de la Junta y arquitecto decano del Ayuntamiento de Madrid. (Recomiendo al interesado de estos temas que lo lea para ver el caso con todo detalle).
En 1921 se aprueba la Segunda Ley, durante la Dictadura de Primo de Rivera, en 1923, se hace extensiva a la clase media por Real Decreto.
En 1926 el Partido Socialista colabora estrechamente con la Doctrina Cooperativista y apoya el desarrollo de las “Casas Baratas” en España. Al inicio de la década de los 30, durante la Segunda República Española, se suspende la tramitación de expedientes de ayuda a las “Casas Baratas”.
Las Colonias
La mayoría de las Colonias que todavía existen en Madrid se construyeron entre los años 1920 y 1930, al amparo de las citadas “Leyes de las Casas Baratas” de: 1908, 1911, 1921 y 1924. Se edificaron como  viviendas de: funcionarios, obreros, militares, tranviarios, carteros, etc. Muchas dichas Colonias se situaron en la zona norte de Madrid, en el área de Chamartín de la Rosa. Como ejemplo tenemos: “Colonia Alfonso XII”, “Colonia Bellas Vistas”, “Colonia Ciudad Jardín”, “Colonia Iturbe” (hubo hasta cuatro), “Colonia la Prosperidad”, etc. María Isabel Gea llega a recoger hasta 65 Colonias, en su libro Diccionario Enciclopédico de Madrid.

Colonia de la “Regalada” (Retiro) 
Está situada entre las calles de: Walia, Titulcia, Abtao, Martín Sarmiento, Juan de Urbieta, Conde de Caratagena y la Avenida del Mediterráneo. Fue promovida por los Previsores de la Construcción y la Compañía de Seguros la Mundial, acogiéndose a la “Legislación de las Casas Baratas”. Los terrenos van desde el Retiro hasta la calle de Doctor Esquerdo, tienen bastante pendiente que condiciona el trazado viario y la configuración de las manzanas. Éstas son rectangulares con 14 viviendas por manzana. En la Figura 1 se puede ver perfectamente la superficie ocupada por la Colonia, con sus límites y su inserción entre las viviendas, en altura,  del Barrio del Niño Jesús.



Figura 1. Vista aérea de la Colonia

El arquitecto fue Fernando Escondrillas y López Alburquerque; tanto el proyecto (1920) y la obra (1925-1932) y el autor de la urbanización fue Lorenzo Gallego Llausas (1932). La Colonia se inaugura en 1937. 

El conjunto lo formaban 203 “hotelitos” que corresponden a siete tipologías distintas: castellano, vasco, neomudéjar, francés, italiano, vasco gemelo y español gemelo, estas tipologías se relacionan con sus características estéticas. La construcción de los edificios sigue esquemas tradicionales: muros de carga de fábrica de ladrillo, forjados de viguetas metálicas y fachadas de ladrillo visto o enfoscado según los tipos. Asimismo, cada uno de ellos tienen otros elementos propios, por ejemplo: el vasco tiene madera en los aleros, el francés tiene un torreón rematado con una cúpula de plomo; el neomudéjar, también, tiene un torreón con unas ventanas verticales rematadas con arcos de medio punto, etc.

Hay que destacar que se había previsto que la superficie ajardinada fuera el doble de la construida. En la Figura 2 podemos ver un anuncio de la época de la “Colonia”. Se observa como el tipo neomudéjar con el torreón en la esquina de la parcela, con su distribución en planta.


Figura 2. Anuncio de la “Colonia”

Situación actual
Como en la mayoría de las ejecuciones de este tipo, se han producido cambios muy importantes con respecto a las ideas primitivas de los promotores. Actualmente, muchas de las viviendas se han modificado, algunas han mejorado, notablemente, y otras están muy deterioradas.

Hasta el año 1984, aproximadamente, se han ejecutado todo tipo de obras porque no habían sido controladas por las autoridades competentes, como se puede ver en los ejemplos que veremos a continuación. El tratamiento y las obras que se han realizado son de “reforma” total y han perdido, totalmente, su configuración primitiva. A partir de esta fecha, es obligatorio ejecutar las obras, según los normas indicadas por el Ayuntamiento.
En cuanto a los jardines, muchos de ellos, están muy cuidados envolviendo las viviendas; la vegetación cubre las vallas de cerramiento, mostrando aspectos muy interesantes y distintos, según las épocas del año.
Invitamos al lector a dar un paseo por la “Colonia”, es una isleta, dentro de esta zona de la ciudad y constituye un remanso de paz, enturbiado a ciertas horas del día por el griterío de los niños de los colegios. Muchos de los “hotelitos” están reconvertidos en colegios o guarderías; en aquel momento la normativa  sobre este tipo de uso no era tan exigente como lo es actualmente.
A continuación, vamos a ver una serie de imágenes del estado de los edificios, la mayoría hablan por sí mismos.



Figura 3. Modelo neomudéjar original

En la Figura 3 se puede ver un modelo original bien conservado. Por el contrario, en la Figura 4, el mismo modelo pero totalmente modificado, con un revoco, en color, sobre el ladrillo visto. Asimismo, vemos una vista de una de las calles.


Figura 4 Modelo neomudéjar modificado

En la Figura 5 tenemos el modelo vasco, aislado, bien conservado



Figura 5. Modelo vasco

En la Figura 6 vemos un caso único, en cuanto a las modificaciones y todos los elementos que se le han agregado; es un mal ejemplo de reinterpretación del original.


Figura 6. Modelo “único”

En la Figura 7 se puede ver el modelo francés, bien conservado y que mantiene la cubierta original, plomo en el torreón.


Figura 7. Modelo francés

Otro caso, antítesis del anterior, se ve en la Figura 8, en el que se ha enfoscado, y pintado todo el edificio, incluso la cubierta del torreón.


Figura 8. Modelo francés modificado

En la Figura 9 tenemos un caso en el que se conserva el torreón original pero con unos “añadidos chapuceros” que dan un mal resultado.



Figura 9. Modelo francés con “añadidos”

Hay muchos más ejemplos, unos buenos y otros “menos buenos”, o incluso malos, pero por un problema de extensión no podemos referirnos a todos ellos. Finalmente, tenemos unos buenos ejemplos. El caso de la Figura 10 se ha modificado, totalmente, pero según nuestra opinión el resultado es bastante aceptable y novedoso


Figura 10. Modelo neomúdejar modificado

En la Figura 11 tenemos un caso de modelo francés que está perfectamente conservado como el modelo original, sobre todo el torreón.


Figura 11. Modelo francés bien conservado

Tenemos un caso de los últimos que se han rehabilitado,  en el que se ha picado el revestimiento y se ha llegado al ladrillo original, siguiendo la normativa actual municipal, consiguiendo un excelente resultado.


Figura 12. Hotelito rehabilitado

No podemos acabar sin referirnos a un clásico de la “Regalada”, se trata del “Bar La Colonia”. Es un pequeño establecimiento con una terraza muy agradable que está situado en la esquina de las calles Titulcia y Antonio Díaz Cañabate, muy cerca de la calle de Jesús Aprendiz que es una de las calles que bordean la “Colonia” en la zona sur.



Figura 13. Bar La Colonia

El visitante de la “Regalada” no debe dejar de ir, al citado establecimiento, a tomar un refresco, un pincho o, incluso, comer (tiene un menú de calidad a buen precio).

El dueño actual se hizo cargo del local en el año 2000. Los anteriores propietarios permanecieron en el mismo casi 50 años, desde que se inauguró la “Colonia” en 1937. Se trataba de un edificio de dos plantas; en la planta baja había distintos locales comerciales: ultramarinos, panadería, lechería, frutería y la bodega. En la planta superior había un pequeño colegio.

Hacia el año 2000 se hizo una intervención muy importante en dicho edificio: los locales se cerraron, se ven unos cierres en los huecos, excepto el bar que está en la esquina; en la planta superior hay una vivienda, con una pequeña terraza, que tiene acceso desde la calle Titulcia. Al lado de este edificio se conserva lo que fue la portería de la “Colonia” donde estaba el guarda jurado, uniformado, que vigilaba la misma.

Espero que con estos datos el visitante pueda disfrutar de su paseo por la “Colonia” y que sirva para que la información sobre el Distrito del Retiro y, en concreto, el Barrio del Niño Jesús se amplíe. 

Fuentes de Información:
GEA, Mª Isabel. Diccionario Enciclopédico de Madrid. Ediciones La Librería, 2002
Arquitectura de Madrid. Ensanches. Fundación COAM
conversaciones con el dueño del Bar La Colonia


Fuente de información de las imágenes
Figura 1. “Nomecalles”. Comunidad de Madrid
Figura 3: 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13. Fotos del autor


1 comentario:

  1. Muy interesante, me ha gustado mucho leerlo. Vivi en la colonia hasta el 1989, guardo muy buenos recuerdos de esa epoca. Las casas en su mayoria no habian sido remodeladas en aquel entonces, ahora muchas estan irreconocibles, aunque sigue siendo un lugar precioso.

    ResponderEliminar